Mensajes

DEVOCIONALES: Semana 5: Con los ojos en el trono del Señor.

Lunes 08 de abril de 2019

La fe no es un conjunto de creencias y dogmas, sino poder de Dios en acción en nuestras vidas. No trabaja de forma externa a nosotros, sino desde nuestro interior, donde el trono de Dios debe estar asentado.

  • Lo eterno establecido en mí (Hebreos 1:8).

El trono del Señor es eterno. Esto significa que no tuvo principio, ni tendrá final. Además es permanente, no cambia. Lo establecido, se cumple y desarrolla conforme a la voluntad de quien está en él. Tu vida, la salvación, tu propósito, fueron pensados por el Señor desde su trono (Efesios 1:4).

Por otro lado, nosotros nomos limitados. Nuestra vida tiene principio y final en la tierra. No así nuestra alma y espíritu. Pero mientras estamos en el cuerpo, lo eterno nos parece inalcanzable, e inentendible. No obstante, somos llamados a darle el trono de nuestro corazón a Jesús, rendirle nuestra voluntad, nuestra vida. Solo podré entender lo eterno, cuando lo eterno esté morando y establecido en mí.

—————————————————————————————————————–

Martes 09 de abril de 2019

  • La mirada en el trono inamovible (Hebreos 12:1-2).

Por la fe, ponemos nuestra mirada en Cristo ¿Qué vemos cuando lo hacemos? Ya no vemos al niño del pesebre, tampoco al maestro que enseña y hace milagros; no vemos a ese hombre que come con los pecadores, y les muestra su amor. Tampoco vemos a un hombre muriendo en una cruz, ni tampoco en la tumba. Esto fue real, fue un momento en la historia que transformó todas las cosas.

Cuando vemos ahora al Señor, y ponemos nuestra mirada en él vemos su trono, su Gloria, aquella que dejó para venir a salvarnos, pero que ahora volvió a tomar. Vemos a Jesús en su trono, en todo su poder y autoridad. Por eso, ver al Señor no es solo una expresión, es una realidad inamovible, que nos garantiza la victoria en todas las cosas, por medio de la fe.

——————————————————————————————————————

Miércoles 10 de abril de 2019

  • La mirada en nuestro total y único recurso (Hebreos 4:16).

Tener la mirada en el Señor es además toda una forma de vida. Mientras que para algunos “buscar a Dios” es su último recurso, para nosotros es nuestro “único recurso”.

La fe se basa en lo eterno y permanente del trono de Dios. No pocas veces, intentamos alcanzar y lograr cosas por nuestros medios. O Queremos salir de situaciones difíciles con nuestras fuerzas, o buscando la ayuda de recursos que estén a nuestro alcance. Cuando todo falla, alguien nos recuerda que podemos orar, y ¡Wow! Recibimos la respuesta, y el socorro de Dios.

Este es un llamado a la madurez y confianza en nuestro Dios, que está en el trono, y lo abre para que encontremos en el socorro, refugio, provisión y recursos. No solo cuando ya no sabemos qué hacer, sino incluso antes de comenzar a hacer nada, pues él tiene ya todo dispuesto para tu bien (Efesios 2:10).

—————————————————————————————————————————–

Jueves 11 de abril de 2019

  • El trono en mi interior: el permanente combate (Romanos 7:17-25).

Existe una permanente lucha por el trono en el corazón. Cabe aclarar que la lucha no es por el trono del Dios: Ese trono es firme y permanente, y Cristo está sentado en él. Nos referimos a quien ocupa el primer lugar en nuestra vida.

Desde el principio, Dios demanda ese lugar (Marcos 12:30). No por egoísta, sino porque para esto mismo fuimos creados, para amarle. Pero el pecado nos ha desviado, poniendo en ese lugar otras cosas (Mateo 6:24).

Lo más sabio que alguien puede hacer, y esto es motivado por la fe, es ceder y mantener el primer lugar de su mente y corazón al Señor, a su presencia y su Palabra.

 ——————————————————————————————————————————

Viernes 12 de abril de 2019

  • El trono en mi interior: fuerza del cielo (Efesios 3:14-21).

Es fundamental que nuestro corazón le pertenezca al Señor, pues desde allí viene nuestra vida (Proverbios 4:23), y conforme lo que haya en él, es lo que vamos a manifestar, y a vivir (Lucas 6:45).

Es desde nuestro interior que recibimos las fuerzas del Señor. Es allí donde somos consolados por él, donde se multiplican nuestras fuerzas, donde sus recursos eternos y sobrenaturales se hacen visibles y actuales para nosotros (Juan 4:14, 7:38).

A pesar de todas las luchas y contrariedades que puedas llegar a vivir, mantén siempre al Señor en el trono de tu corazón, y estarás completo, y nunca nada te faltará.

——————————————————————————————————————

Sábado 13 de abril de 2019

  • Estableciendo el trono del Señor en mí (Hebreos 12:2).

Para creer al que está en el trono eterno del cielo, necesito tenerlo en el trono de mi vida.

¿Cómo establecer el trono del Señor en nuestro interior? En primer lugar, aceptando a Jesús como Salvador, Señor y Rey. Luego, en el transcurso de mi vida, debo asegurarme de entregarme más cada día. Hay una lucha en mi interior, por preservarme más para mí mismo, buscando mis propios intereses, pero tomo la decisión diaria de hacer su voluntad (Mateo 6:10; Salmo 143:10).

Cada vez que haces un renunciamiento para servir al Señor, su trono se establece con mayor firmeza en tu interior. Él está contigo, para fortalecerte, y para guiarte en su propósito perfecto para ti. Esfuérzate para estar tú con él también.

Bosquejo: La economía de Cristo.

La economía de Cristo.  Febrero 24, 2019.

Texto: Mateo 16:21-27.

Tema: La Economía del Señor Jesucristo.

Introducción:

-Necesitamos conocer la economía espiritual del reino de los cielos, la que Cristo practico y respalda con su poder.

-Sus variables incluyen Costos y Beneficios, Riesgos y Ganancias, Renunciamientos y Entregas. Mat. 16:21-23.

  1. La Unidad de valor en la economía de Cristo,

Es el valor de la vida propia y del prójimo.  16:26.

  1. La inversión correcta en la economía de Cristo,

Es el valor de la vida propia.  Mat.16:24,25,26.

III. La ganancia segura en la economía de Cristo,

Es Vida Nueva, Plena y Eterna.  Mat. 16:27.

Conclusión:

-La Economía de Cristo tiene que ver con la vida, lo que ningún bien material puede comprar.  V. 26.

-La decisión por Cristo es Personal, e Individual.

-La vida en Cristo es un bien que nadie te puede quitar.

NUESTRAS REUNIONES

Martes: Ayuno y Oración 9Hs.

Miércoles: Reunión General 20Hs.

Jueves: Ayuno y Oración 9Hs. Reunión General 20Hs.

Viernes: Reunión General 20Hs.

Sábado: Pre- adolescentes 16Hs. Misioneritas 16Hs. Adolescentes 18Hs. Reunión General y Jovenes 20:30 Hs.

Domingo: Reunión General 10 Hs. y 18:30 Hs.